Al cabo del año Titan Aliment recibe en el puerto de Barcelona unos 25 contenedores con productos alimentarios y bebidas típicas del Perú, con las cervezas Cusqueña y Cristal como productos estrella. Una pequeña parte de estos productos se queda en Catalunya, pero el resto es distribuido por “más de 700 restaurantes de toda Europa mediante 38 distribuidores”, explica Giovanni Napuri, fundador de la empresa.

De nacionalidad peruana, Napuri se ha convertido en una especie de embajador gastronómico del Perú en tierras europeas así como en Oriente Medio. Fundó la empresa en Barcelona hace ahora 12 años, “coincidiendo con el boom por toda Europa de la comida peruana”, afirma el emprendedor. La empresa factura más de un millón de euros y cuenta con siete trabajadores fijos.